¿Cómo se hace?

Para que su perro viva sano necesita ingredientes de alta calidad que contengan todo lo necesario para una nutrición sana y adecuada. Para que todas las propiedades de los ingredientes se conserven en el mejor estado posible y con la máxima calidad, utilizamos el método tradicional del prensado en frío. No elevamos a altas temperaturas los alimentos porque se desnaturalizan muchos de sus ingredientes.

El prensado en frío es un proceso que protege la materia prima dándole forma de pellet. Con este sistema los ingredientes, aunque no se pegan entre si, forman una masa o pellet compacto. Este método favorece al organismo del perro y optimiza la asimilación del alimento, ya que conserva mucho mejor sus ingredientes vitales.

Las materias primas son sometidas a estrictos controles de calidad.

Los ingredientes (deshidratados y molidos) se mezclan delicadamente y pasan después a la prensa que los compacta mediante presión dándoles forma de pellets, todo esto sin vapor ni altas temperaturas.

Estos pellets salen de la prensa a una temperatura de 35-40ºC máx. y pasan por un sistema de refrigeración que los enfría hasta alcanzar la temperatura ambiente.

Seguidamente los pellets se envasan directamente en los sacos, sin pasar por silos o depósitos.

La elaboración en frío de un pienso, sin extrusionar, es un método protector de los nutrientes de las materias primas, en el que los ingredientes no se fusionan o gelatinizan por las altas temperaturas y presión del extrusionado. la experiencia nos ha enseñado que mediante este método el organismo canino aprovecha mucho mejor estos nutrientes acercándonos mucho más al modelo original de la alimentación natural.

Diferencia práctica entre el pellet y la croqueta extrusionada clásica

Pellet: El pellet en contacto con el agua no flota sino que se hunde e inmediatamente comienza a deshacerse, lo mismo que ocurre en el estómago del perro. En cuestión de minutos se ha deshecho completamente y el agua se ve limpia y sin restos de ningún tipo de colorante. De esta forma el estómago del perro puede digerir fácilmente este alimento.

Croqueta (extrusionada o elaboradas con altas temperaturas): La croqueta en contacto con el agua flota y rápidamente se hincha absorbiendo toda el agua, alcanzando en algunos casos el doble de su tamaño. Además no se deshace ni pierde su forma incluso después de 2 ó 3 días en agua.

¡Haz la prueba tu mismo!

A nosotros también nos recomiendan los médicos y nutricionistas que no cocinemos demasiado los alimentos, porque la temperatura elevada “mata” muchas vitaminas, proteínas e ingredientes vitales.

El “prensado en frío” es un método especial para proteger y conservar las propiedades de los ingredientes en su estado y valor biológico, especialmente las sustancias secundarias y sensibles de origen vegetal. Con este método no se produce una desnaturalización térmica ni se fusionan entre si los ingredientes. Markus-Mühle es el único fabricante de piensos elaborados en frío sin extrusionar (D RP 1 143 01).

¡NUEVO FORMATO : MiniPellet!

Con este pellet más pequeño los perros de talla mini, los cachorros y los perros ancianos podrán masticar mejor, sin tener que forzar la mandíbula, pudiendo disfrutar a su vez de todos los beneficios que ofrece el pellet estándard.